Historia y Ciencias Sociales
América Latina
Albert Einstein
Clima Americano
Método Histórico
Historia como Ciencia
La Infosociedad
Educación Chilena
Poblamiento Americano
América Precolombina
Descubrimiento y Conquista de América
Emancipación Americana
CANADÁ
BOLIVIA
CHILE

URUGUAY
PARAGUAY
Conflictos I
Conflictos II
Valparaíso
BOLIVIA

imagen
imagen
País altiplánico cuya capital nacional está ubicada en la ciudad de La Paz, pero funciona como capital administrativa y económica la ciudad de Sucre. Sus primeros habitantes eran los Incas; dominados por la corona hispana que dejó este territorio unido al Perú, como el Alto Perú. Siendo una Audiencia (Charcas) durante la colonia, dependiente del Virreynato Peruano. Es una nación independiente desde 1825, con el nombre actual. Su extensión es de 1.098.581 km2, y una población de 7.890.000 habitantes. Su lengua oficial es el español, y su moneda es el peso boliviano. Tiene un régimen unitario, democrático y presidencial de gobierno. El Ejecutivo se compone por el Presidente de la República y el Vicepresidente, elegidos cada cuatro años. El poder Legislativo radica en el Congreso bicameral, de 27 senadores, electos cada seis años, renovados por terceras partes cada dos años, y 130 diputados, cada cuatro años, renovados por mitades cada dos años. El voto es voluntario a partir de los 18 años de edad, tanto hombres como mujeres. La actividad política se basa en los partidos revolucionarios como Unidad Democrática Popular, Partido Comunista, Movimiento de Izquierda Revolucionaria, Social Demócrata, Acción Popular, Partido Radical y Acción Liberal, aunque son movimientos políticos menores dentro del país. Posee una economía capitalista, de libre mercado, dependiente de Chile por medio de tratados limítrofes, y de otras potencias continentales, con una precaria situación económica nacional. Actualmente el Presidente (provisorio) es Carlos Mesa (2003-2005).

1.- ORGANIZACIÓN NACIONAL:
imagen
Después de la Batalla de Ayacucho (1824), el mariscal Antonio José de Sucre liquidó al ejército realista del Alto Perú y formó allí la República de Bolívar, quien llegó desde el Perú a presidir esta República entre 1825-1826 en el cargo de Director Supremo. Posterior a su mandato se retiró a Colombia y se proclamó el presidencialismo en esta nación, siendo su primer Presidente el mariscal Antonio José de Sucre (1826-1828), condicionando su permanencia hasta 1828. La República de Bolivia, como se llamó después, se componía de la selva amazónica, los llanos orientales de la montaña altiplánica, y el litoral pacífico entre Mollendo y Antofagasta. Se estableció una nueva legislatura nacional que rige la elección presidencial por medio de elecciones semidirectas, que quiere decir que cada 10 ciudadanos existía 1 elector; además existía un Presidente Vitalicio, con derecho a nombrar sucesión. Sucre designó sucesor al mariscal Andrés de Santa Cruz, pero el general peruano Agustín Gamarra, impuso al Vicepresidente de entonces José María de Velasco como sucesor (1828-1829), sin embargo, Santa Cruz va a asumir la presidencia de igual forma por el período (1829-1839), uniendo a Perú y Bolivia en un deseo de crear la Confederación Perú-Boliviana, para recuperar para su mando el antiguo Imperio Inca, argumentando que era hijo de una Coya (princesa inca). Adempero, en Chile encontró importante oposición, liderada por Diego Portales, y en 1836 declara la guerra al Presidente Prieto Vial. El general chileno, Manuel Bulnes vence a Santa Cruz en 1839, y este huye a Ecuador, mientras Bulnes restaura a Gamarra en Lima, y en Bolivia la anarquía se apodera de la situación.
2.- LA ANAQRUÍA POLÍTICA:
Caído Andrés de Santa Cruz, asumió su heredero José María de Velasco (1839-1841), quien fue derrocado por pactar con Gamarra, y quedó en el poder el general Sebastián Agreda (1841), pero al no retornar al poder el mariscal Santa Cruz, que era la intención del ejército, el general José Balliván se convierte en caudillo nacional (1841-1847), y asume el gobierno del país. La nueva carta constitucional dictada en este período, dejaba el gobierno con una duración de seis años, pero con un poder limitado. Ante todas las obras públicas llevadas a cabo por Balliván, fue depuesto por un golpe militar del general Manuel Isidoro Belzú (1847-1855), quien gobernó por espacio de ocho años en una dictadura férrea, y segura. Cuando perdió al apoyo tanto militar como popular, dimitió y huyó a Europa, sucediéndole su yerno Jorge Córdoba (1855-1857), quien es derrocado por el general José María Linares (1857-1861). Linares se hizo impopular por su tiranía, y ante su grave estado de salud, se declaró “incompetente”. El general José María Achá (1861-1864) asumió la labor de gobernar el país, en una lucha por la sucesión, siendo impuesto por la Asamblea Nacional. Sin embargo, los intereses personalistas de Agreda y Melgarejo, van a lograr su derrocamiento en 1864, quedando dueño del poder el general Mariano Melgarejo (1864-1871); este mandatario fortaleció la cultura y la sociedad, pero el hundimiento económico embargaba a la nación, al igual que los conflictos con los indios, por lo que dimitió en su heredero, general Agustín Morales (1871-1872), quien devolvió territorios indígenas a los nativos bolivianos. Tras tanto régimen militar, a la muerte de Morales en un atentado, fue elegido Tomás Frías (1872-1873), quien firmó el Tratado Secreto con Perú, y comenzó a complotar en contra de los capitales chilenos en Antofagasta. Llamó a elecciones donde triunfó el general Adolfo Balliván Coll (1873-1874).
3.- LA REPÚBLICA LIBERAL:
El general Balliván comprendió que debía orientar a Bolivia al desarrollo, reduciendo las deudas del Estado. Con su salud quebrantada decidió renunciar y le sucedió nuevamente Tomás Frías (1874-1876), pero en el estado de Cochabamba se desató la revolución, que dirigió el general Hilarión Daza Groselle (1876-1879), quien de inmediato hostigó a Chile pasando a llevar el pacto de 1866, por lo que vino la declaración de guerra por parte de del Presidente Aníbal Pinto, de Chile, en 1879. Perú entró en defensa de Bolivia por el tratado secreto que habían firmado con Frías en 1873. Así se desató la guerra del pacífico. Tras el triunfo marítimo chileno en 1879, se ocuparon por tierra las provincias de Antofagasta y Piragua, mientras seguían al norte, venciendo en Tarapacá a los aliados (peruanos-bolivianos). En Bolivia, Daza es derrocado por el coronel Narciso Campero (1879-1884), quien dirigió las operaciones en Tacna, pero fue derrotado por las tropas chilenas en 1880, perdiendo así el territorio marítimo, y se retiró de la guerra firmando la rendición ante Chile, y dejando a Perú y Chile solos en este conflicto. En las elecciones que llamó Campero en 1883, triunfó el liberal Gregorio Pacheco (1884-1888), iniciándose el período liberal de la república boliviana, se reformó el período presidencial constitucionalmente en cuatro años. Pacheco ratificó los tratados de paz y amistad con Chile, y recibió la indemnización que Chile le entregó a Bolivia por los perjuicios de la guerra, y el territorio segregado, y así se condenó a Bolivia a la dependencia económica de Chile. En 1887 triunfó otro liberal, Aniceto Arce (1888-1892), quien inició las obras del ferrocarril Antofagasta-Oruro.
4.- BOLIVIA A PRINCIPIOS DE SIGLO XX:
Tras el triunfo liberal de Severo Fernández (1896-1899), se desató la rebelión. La oposición entró en Sucre y se apoderó del poder una Junta de Gobierno (1899), compuesta por José María Pando, Serapio Reyes y Macario Pinilla, en una revolución federalista, y se eligió luego como Presidente a José María Pando (1899-1904), quien modificó la carta constitucional, fijando el período presidencial en cinco años. Firmó un tratado de paz y amistad con Chile, donde Chile se compromete a construir el ferrocarril Arica-La Paz, y ayudar al desarrollo económico de Bolivia. El coronel Ismael Montes (1904-1909), llegó al poder democráticamente, y llevó a cabo un plan de mejora infraestructural del país, se crearon puentes, ferrocarriles, carreteras, mejoró la industria y reformó la educación. Heliodoro Villazón (1909-1913) accedió a créditos internacionales y fomentó la inversión extranjera; potenció la minería de estaño, plata y petróleo, y disminuyó el período presidencial en cuatro años nuevamente. Ismael Montes (1913-1917), retornó al poder con nuevos proyectos innovadores; creó el naco Central. Los liberales ganan nuevamente el gobierno con José Gutiérrez (1917-1920), y llevó el problema del mar ante Naciones Unidas, pero no prosperó su solicitud de revisión de tratados. Una Junta de Gobierno depuso a Gutiérrez, cortando el pequeño período de democracia forma que ha tenido Bolivia, y quedó en el poder el Partido Republicano, con Bautista Saavedra (1921-1925), como Presidente de la Junta, al lado de José María Escalier y José Manuel Ramírez.
5.- LA ETAPA REPUBLICANA Y EL MILITARISMO:
El nuevo gobierno encargó a Ricardo Flores, liberal boliviano, una reforma educacional, y creo en 1923 la Escuela Militar de Aviación. Felipe Segundo Guzmán (1925-1926), presidente del Senado, asumió al declarar nula la elección de Villanueva, y convocó a elecciones donde triunfó Hernando Siles Reyes (1926-1930), que declaró Ley de Amnistía a delitos políticos, y criticó el tratado chileno-peruano de 1929; inició un enfrentamiento con Paraguay, por el asunto del Chaco, lo que lo hizo impopular, y un movimiento militar lo derribó en 1930, instalándose una Junta Militar de Gobierno a cargo del general Carlos Blanco Galindo (1930-1931), sus sucesores democráticos, van a ser víctimas de la oposición, Daniel Salamanca dimitió en 1934 por la derrota ante Paraguay, y José Luis Tejeda fue derrocado por el Tratado de paz que hizo en 1935 con los charrúas. Una revolución nacionalista, dirigida por el coronel David Toro Rivarola (1936-1937), se hizo cargo del poder; nacionalizó los hidrocarburos y creó el Banco Minero; pero fue depuesto por el coronel Germán Busch (1937-1939), quien dictó una nueva constitución, de orden socialista, y que falleció en extrañas circunstancias, sucediéndoles interinamente el general Carlos Quintanilla, quien llamó a elecciones donde triunfó Enrique Peñareda (1940-1943). Un golpe de estado derrocó a Peñareda, y dejó en el mando de la nación al Mayor Gualberto Villarroel (1943-1946), que declaró una nueva legislación nacional en 1945, renunciando al siguiente año ante las presiones de los sectores revolucionarios emergentes, posteriormente fue asesinado por estos movimientos. Le sucedió Néstor Guillén (1946), y luego asumirá el gobierno el Presidente de la Corte Suprema, Tomás Monje, quien dio el mando al democrático Enrique Hertzog (1947-1949), quien al enfrentar el conflicto indio-obrero, dimitió en Mamerto Urriolagoitía (1949-1951), este mandatario desterró a los máximos exponentes del MNR (Movimiento Nacional Revolucionario). Tras un golpe de estado, Urriolagoitía fue depuesto por el general Hugo Balliván Rojas, quien debió dimitir ante una revolución que conquistó el poder, iniciándose un período democrático, pero revolucionario e inestable, iniciado por Víctor Paz Estenssoro (1952-1956).
imagen
6.- DEMOCRACIA REVOLUCIONARIA:
Hernán Siles Suazo (1956-1960), decretó el voto universal y directo, creó el “Código de Seguridad Social”, nacionalizó la minería, hizo una reforma agraria y educacional e inició una explosiva modernización del país. Víctor Paz Estenssoro (1960-1964) volvió al poder nacional, como miembro del MNR, afianzando las reformas que había iniciado en el período anterior. Impulsó la “vivienda social”, para erradicar los campamentos en su “Plan Decenal”. Debió superar los movimientos obreros, campesinos, indios y estudiantes, en el nacimiento del movimiento guerrillero boliviano en 1964. Este año, Ernesto “Che” Guevara, líder latinoamericano de la guerrilla, colaboró con Castro en Cuba en 1959. Guevara creyó que era hora de iniciar la revolución continental, y optó por Bolivia para iniciar las guerrillas sudamericanas, desde las zonas bajas, en contra las dictaduras militares de Brasil y Argentina. No obstante no se logró su objetivo, el movimiento cayó cuando Guevara es detenido y muerto en 1967 por orden del general René Barrientos Ortuño (1966-1969), quien primero ejerció la co-presidencia junto al general Alfredo Ovando (1964-1966), y posteriormente en solitario.
7.- RETORNO AL MILITARISMO:
El general René Barrientos inició un programa de desarrollo indígena-campesino, dictó la décimo quinta Constitución Nacional, combatió los focos guerrilleros, y falleció en un accidente aéreo en 1969. Es sucedido por el Vicepresidente Luis Adolfo Siles (1969), quien firmó el Pacto Andino con Perú, Chile y Ecuador. El general Alfredo Candia (1969-1970), dio un golpe de estado, y se dio la tarea de fortalecer el sector industrial minero, cuando la Central Obrera Boliviana nacionalizó la empresa de hidrocarburos “Gulf” y disminuyó los índices de mortalidad infantil, además del analfabetismo. Su acercamiento a la URSS y al comunismo americano, provocó un alzamiento militar que puso en el gobierno al triunvirato conservador militar: Efraín Guachalla, Fernando Sattori, y Alberto Abarraín (1970), que sólo duró seis horas, ya que otorgaron el poder el general Juan José Torres (1970-1974), cuyo gobierno estuvo marcado por la violencia subversiva de los sectores pobres del país. Su debilidad produjo un nuevo golpe de estado que puso en el gobierno al líder nacional, general Hugo Bánzer Suárez (1974-1978), quien sofocó los levantamientos indígena-campesinos, reformó la educación, mejoró las obras viales, y diseñó un plan económico de desarrollo nacional, disminuyendo los niveles de pobreza extrema que tiene el país; actualizó la legislación civil y penal de Bolivia, y entabló relaciones diplomáticas y comerciales con el gobierno de Chile, del general Augusto Pinochet. Luego vino Juan Pereda Asbún (1978), quien fue elegido por medio de fraude electoral, siendo anulado el proceso una vez que asumió el gobierno, siendo derrocado por el general David Padilla Arancibia (1978-1979), quien convocó a elecciones donde triunfó Walter Guevara Arce, quien reclamó nuevamente derechos marítimos en la ONU. Pero un nuevo golpe de estado llevó al poder al general Alberto Natusch, quien entregó el mando a la primera mujer en gobernar el país, y la única hasta hoy, la presidenta de la Cámara de Diputados, Lidia Gueiler (1979-1980). En 1980 los militares pusieron en el poder a Luis García Meza, pero fue un desastre, marcado por la corrupción, lo que obligó a reemplazarlo por una Junta Militar (1981-1982) a cargo de Oscar Panmo, Celso Torrelio y Waldo Bernal, quienes convocaron a elecciones presidenciales para 1982.
imagen
8.- BOLIVIA ACTUAL:
Tras el fracaso guerrillero, y sectores cocaleros del altiplano boliviano, y el turno militar, este país vivirá un período de inestabilidad que preocupará a la región andina. El tema de la mediterraneidad de Bolivia será bandera de lucha de muchos personajes políticos, que llegarán a la presidencia, y comenzarán a hostigar a Chile por la salida al mar, sólo como medidas populistas. Hernán Siles Suazo (1982-1985), gobernó con la intención de mejorar la economía nacional por medio de la explotación del gas, sin embargo la presión del socialismo le hizo dimitir tras dos intentos golpistas. Le sucedió Víctor Paz Estenssoro (1985-1989), quien legisló para frenar la crisis económica del país, e intentó buscar salida al pacífico negociando con el gobierno militar chileno, sin embargo no obtuvo muchos resultados. Jaime Paz Zamora (1989-1993), fortaleció la industria privada y consiguió una mejora en el tema chileno-boliviano, encontrando puntos de conexión entre la política exterior chilena y las necesidades bolivianas, como por ejemplo la entrega de pasantías gratis para trasladar mercancías por un puerto chileno. Gonzalo Sánchez de Losada (1993-1997), llevó el reclamo de sus reivindicaciones territoriales ante la Asamblea General de Naciones Unidas de Nueva York, sin lograr apoyo internacional al tema. El general Hugo Bánzer Suárez (1997-2002), volvió al poder, iniciando una reforma agraria renovada, y una reforma minera, que mantendrá en un nivel regular a la nación, pero aún sumida en la pobreza. Gonzalo Sánchez de Losada (2002-2003), volvió al poder, pero la oposición hostigó a su gestión desde un principio, lo que lo obligó a dimitir, siendo sucedido por el Presidente de la Corte Suprema de Bolivia, Carlos Mesa (2003-), quien fue ratificado Presidente de la República en marzo del 2005 por la Asamblea Nacional, aunque tiene el deseo de dimitir, pero el Congreso lo postergó, llamando a elecciones para fines del años 2005. Durante el año 2004 fue protagonista internacional en la lucha por la salida al mar, tema que llevó a discutir incluso en la reunión cumbre de Gobernantes y Presidentes que se efectuó en Monterrey, México, donde tampoco logró conseguir mayor apoyo internacional que el que ya tenía Bolivia, que es Venezuela.
imagen
Ricardo Aguilar Cubillos, abril 2004.-