Historia y Ciencias Sociales
América Latina
Albert Einstein
Clima Americano
Método Histórico
Historia como Ciencia
La Infosociedad
Educación Chilena
Poblamiento Americano
América Precolombina
Descubrimiento y Conquista de América
Emancipación Americana
CANADÁ
BOLIVIA
CHILE

URUGUAY
PARAGUAY
Conflictos I
Conflictos II
Valparaíso
PARAGUAY

imagen
imagen
País mediterráneo del cono sudamericano, con puertos fluviales del río Paraguay-Paraná-La Plata. Su capital radica en Asunción. Sus primeros habitantes fueron arahuacos o maipurues, y guaraníes. Dominados por la colonización española, de quienes se independizaron en 1813. Su extensión alcanza los 406.752 km2, con una población que asciende a los 4.400.000 habitantes. Su idioma oficial es el español y guaraní. El guaraní también es el nombre de su moneda. Su régimen de gobierno es unitario, dividido el país en 17 departamentos. El sistema es democrático y republicano. Rige en la actualidad la Constitución de 1992. El poder ejecutivo lo ejerce el Presidente elegido cada 5 años, con reelección y debe ser católico mayor de 40 años. Actualmente lo ejerce Nicanor Duarte Frutos (2003-2008). El legislativo recae en el Congreso Nacional, bicameral: con 80 Diputados y 45 Senadores, ambas cámaras renovadas cada 5 años. El sufragio es voluntario para los mayores de 18 años. Su actividad política radia en los partidos: Conservador, Laborista, Social-Cristiano, Socialista y Radical-Democrático. Su economía capitalista está afecta a la dependencia de los grandes países del continente.


1.- EL CONSULADO: En 1810, Paraguay se negó a formar parte de Buenos Aires, y un Congreso en Asunción proclamó en 1813 la independencia absoluta del país, bajo el régimen de Fulgencio Yegros (1811-1814), como Director Supremo. Sin embargo, en 1814 se establece el sistema del Consulado, declarando al doctor José Gaspar Rodríguez de Francia (1816-1840) y co-gobernador junto a Yegros, a quien venció en 1816, declarándose cónsul vitalicio, imponiendo la dictadura. A su muerte, en 1840, asumió el consulado Carlos Antonio López Ynsfrán (1840-1844), proclamando una constitución presidencialista, y eligiendo Presidente de la República a Carlos A. López (1844-1862), de manera vitalicia, dejando el cargo en 1862 por problemas de salud, que lo llevaron a la muerte de manera posterior. Le sucedió el mariscal Francisco Solano López (1862-1870), que llevó a Paraguay a la guerra contra la Triple Alianza (Brasil-Uruguay-Argentina). Las consecuencias de la Guerra de la Triple Alianza (1865-1870) fueron funestas, costando la pérdida de dos terceras partes de todos los hombres adultos y la mayor parte del territorio. La situación creada derivó en un estancamiento económico que se prolongaría durante la siguiente mitad del siglo.

2.- LA REPÚBLICA: La apertura al progreso cultural, económico, social y político del Paraguay, se inició bajo el gobierno de Salvador Jovellanos (1871-1874), pero falleció en 1874 siendo sucedido por Juan B. Gill (1874-1877), quien sería fuertemente criticado por los acuerdos de paz que firmó con Bolivia y Argentina. Falleció en el poder y fue reemplazado por Higinio Uriarte (1877-1878), quien sería reemplazado por el vicepresidente Cándido Bareiro, a causa de la grave enfermedad que le aquejaba. Sin embargo, Bareiro correrá la misma suerte, falleciendo a causa de la rebelión en que participó, perdiendo ante el general Bernardino Caballero (1880-1886), el cual inició un proceso de desarrollo estructural, expansión del ferrocarril, y de caminos carreteros. El general Patricio Escobar (1886-1890), sucedió a Caballero, en la misma dictadura férrea, fomentando los trabajos mineros, y convocó a elecciones para una apertura democrática. Juan Gilberto González (1890-1894), representó los intereses agrícolas. En 1894 llega a la presidencia el general Juan Bautista Eguzquiza (1894-1898), quien luchó por la aristocracia capitalina, defendió al catolicismo y emprendió campañas contra los nativos guayanés. Emilio Aceval Marín (1898-1902), llegó a la primera magistratura junto a los liberales, declaró la separación de la iglesia y del estado, y pretendió crear el voto directo de sufragio universal, pero no tuvo éxito. Andrés H. Carvallo (1902) triunfó por los liberales, pero es depuesto por un golpe militar que llevó al poder al coronel Juan Antonio Escurra (1902-1904), quien reformó la constitución estableciendo el sufragio directo, convocando a las primeras elecciones libres en 1904.

3.- EL MILITARISMO: A principios de siglo XX se inicia una sigilosa penetración por parte de Bolivia hacia territorio paraguayo, sin que los sucesivos gobiernos nacionales pudieran hacer nada para impedirlo debido a que el país estaba sumergido en constantes guerras internas (levantamiento del coronel Albino Jara en 1904 y del coronel Adolfo Chirifé en 1922). Este período se vio marcado por la inestabilidad del poder, frente a gobiernos militares de facto que se sucedieron por años en férreas dictaduras. Juan Bautista Gaone (1904-1905), salió electo Presidente por el nuevo modelo de elecciones populares libres y directas, pero debió hacer frente a una crisis económica, que ocasionó tal caos nacional, que fue derrocado por Cecilio Báez (1905-1906), y este a la vez fue destituido por el general Benigno Ferreira (1906-1908), al no satisfacer las necesidades militares. Ferreira llamó a comicios, donde triunfó Emiliano González Navero (1908-1910). Mejoró la legislación social, creo las cajas de pensione y se preocupó de la masa obrera. Manuel Gondra Pereira (1910-1911), es llevado por los liberales al poder, pero será derrocado por un golpe acaudillado por el coronel Albino Jara (1911), quien realizó algunas modificaciones a la constitución, y restableció el orden democrático, dejando al mando de la nación a Liberato Marcial (1911-1912), para que convocara a elecciones. Triunfó entonces nuevamente Emiliano González Navero (1912), pero a causa de fallecimiento, le sucedió su contrincante electoral, Eduardo Schaerer Vera (1912-1916), militante conservador, que logró estabilizar el poder presidencial, por sobre las fuerzas militares, y las masas sociales.
Imagen
Mejoró la economía nacional, fomentando el surgimiento de escuelas técnicas e industriales. Manuel Franco (1916-1919), líder conservador, logrará mejorar la legislación laboral en medicina preventiva, y el descanso dominical. Falleció en el poder, siendo sucedido constitucionalmente por José P. Montero (1919-1920). Eusebio Ayala (1920-1924), liberal que llegó con un programa social tendiente a favorecer a las clases populares. Eligio Ayala (1924-1928), continuó las reformas sociales de su hermano. José Patricio Guggiani (1928-1932), debió sufrir los embates de la depresión económica mundial de 1929, y el ataque en la frontera boliviana, por el Chaco (1932). La guerra se hizo inevitable con el asalto boliviano a un fortín paraguayo en 1932, pero la declaración oficial de guerra no llegó hasta 1933. Tras tres años de conflicto, Paraguay recuperó extensos territorios pero no prosperó su pretensión de marcar la frontera a partir del río Parapiti, cerca de las poblaciones bolivianas de Charagua y Villa Montes, hasta donde el ejército paraguayo obligó a replegarse al ejército boliviano. Tras la firma del Protocolo de Paz en 1939 las fronteras quedaron marcadas como en la actualidad por fuerte presión de Estados Unidos. Eusebio Ayala retornó al mando de la nación, logrando anexar en 1935 la región del Chaco ganado a Bolivia. Su sucesor constitucional, Federico Wenmar (1936) será depuesto por las fuerzas armadas, al mando del coronel Rafael Franco (1936-1937), quien remedió la crisis y el embargo económico, y convocó a comicios electorales donde triunfó el civil Félix Paiva (1937-1939), quien también sufriría un pronunciamiento militar, que lo despojaría del poder, dejando este en manos del general José Félix Estigarribia (1939-1940). Esta nueva dictadura condujo al país por lineamientos librecambistas, capitalistas. Fue reemplazado por el general Higinio Morínigo (1940-1948), quien mantuvo el régimen dictatorial, controlando las rebeliones indias, obreras y estudiantiles, llevando a Paraguay al orden y la paz. En las elecciones presidenciales de 1948 triunfó Juan Manuel Frutos (1948), pero la oposición radical lo hizo convocar inmediatamente a nuevos comicios, donde ganaría Juan Natalicio González (1948-1949), que llegó apoyado por radicales y socialistas. Sin embargo, las fuerzas armadas nuevamente reaccionaron ante la amenaza comunista, y tomaron el poder por un pronunciamiento militar que lideró el general Rolón Villasanti (1949), quien llamó a elecciones dejando fuera de la ley al partido socialista. Federico Chávez (1949-1954), fue llevado por una coalición anti socialista. El nuevo gobierno adoptó una economía de libre mercado capitalista, logrando fortalecer la industria interna, y la inversión privada. Tomás Romero Pereira (1954), fue derrocado por el ejército, en un ambiente de corrupción de todos los sectores del gobierno.
imagen
Este nuevo golpe de fuerza fue liderado por el general Alfredo Stroessner Matiauda (1954-1989), apodado “el tiranosaurio”, quien gobernó 35 años en una de las dictaduras más férreas de Sudamérica. Privatizó empresas estatales, llevó a cabo una doctrina social, mejoró la legislación laboral, y política, aunque suspendió el funcionamiento del poder legislativo. Fue depuesto por un golpe de estado en 1989, que le obligó a llamar a elecciones libres, celebrándose desde entonces comicios democráticos en el país.

4.- PARAGUAY ACTUAL: Andrés Rodríguez Pedotti (1989-1993), rechazó las medidas privatistas del gobierno dictatorial de Stroessner, y pretendió devolver al país una doctrina socialista de mercado, pero fue obstaculizado por la mayoría conservadora del parlamento. Juan C. Wasmony Monti (1993-1998), es llevado al poder por una concertación nacionalista indigenista además. Logró llevar a cabo una política de integración del elemento guaraní, evitando así más alzamientos guerrilleros. Su política económica llevó a una quiebra del sistema financiero y arrastró al país a una profunda crisis económica. Raúl Cubas Grau (1998-1999), llegó al poder, pero en medio de una inestabilidad política y económica, debió dimitir en 1999, siendo reemplazado por el doctor Luis Angel Rodríguez Macchi (1999-2003), quien continuó hasta terminar el período constitucional de su predecesor.
imagen
Logró conjurar la crisis dejada por Cubas, estabilizó el poder político, e integró a Paraguay a diversos mercados internacionales. Nicanor Duarte Frutos (2003-2008), fue llevado al poder por un conglomerado empresarial-liberalista, aunque tiene un gabinete de coalición, para hacer frente a la profunda crisis de gobernabilidad.